fbpx

Buscar artículos

¿Cómo funciona el Autoclave a Gas para la Conservación de Alimentos?

La autoclave es un equipo hermético diseñado para resistir altas presiones y temperaturas en la desinfección a nivel comercial de envases de vidrios, metálicos y de plástico, condicionados para el sector alimentario, de laboratorio, pasteurización y esterilización de los productos terminados.

En materia de sanidad, las fábricas de alimentos exigen el uso de autoclaves para la máxima seguridad en la desinfección de los envases como garantía de un efectivo tratamiento. Por ello, para lograr el mayor tiempo de vida de los alimentos con la máxima seguridad al control de calidad, la conservación óptima es muy importante ya que con el uso de este equipo se someten a tratamiento térmico a alta temperatura durante un tiempo suficiente para reducir la población de microorganismos y evitar el riesgo de contaminación. 

Y Kalstein cuenta con el equipo ideal, porque brinda un control por microprocesador, donde la luz indicadora manifiesta la presión, tiempo y temperatura. Además, mediante la descarga automática del frío y vapor luego de la esterilización, permite la esterilización de los productos. 

Uso del Autoclave

Para el tratamiento de los alimentos, la autoclave somete a los productos a tratamientos térmicos de higienización para la reducción de colonias de bacterias capaces de crear esporas mortales. Por ende, los alimentos se conservan tomando en cuenta factores como la temperatura, la luz, la acidez, entre otros. En el caso de los alimentos que son envasados, por lo general tienen un grado de pH mayor de 4.5, por lo que es estrictamente necesaria la destrucción de los microorganismos perjudiciales, y se logra elevando el nivel de acidez con el añadido de sustancias conservadoras, eliminándolo mediante los procesos de esterilización con el uso de la autoclave, gracias a que distribuye suficiente aire caliente soportable para la conservación de los alimentos, a temperaturas superiores a los 120°C, durante determinado tiempo y presión, dependiendo del tamaño de los envases y del tipo de contenido. 

En este sentido la autoclave de gas se ha convertido en una herramienta vital para la industria de la conservación de alimentos debido a su capacidad para mantener los alimentos frescos y seguros durante largos períodos de tiempo. Los productos que se procesan en autoclaves de gas son generalmente más frescos y tienen un sabor más natural que los productos que se procesan en autoclaves convencionales. 

Importancia de la Autoclave a Gas en la producción de alimentos

La autoclave de gas es esencialmente una cámara de conservación que está sellada herméticamente y se encuentra en un área controlada de temperatura y humedad. La cámara se llena con una mezcla de gases, como el CO2, el N2, el O2 o el H2S, y el aire se extrae de la cámara para que la mezcla de gases pueda establecerse. El producto se coloca en la cámara y se cierra herméticamente. A continuación, se inicia el ciclo de procesamiento, que generalmente dura entre tres y cinco horas.

El autoclave de gas que tenemos en Kalstein es una tecnología útil para la conservación de una amplia variedad de productos, incluidos frutas, verduras, carnes, pescados, lácteos, cereales, aceites y productos horneados. El equipo se puede utilizar para conservar productos frescos, congelados, enlatados y secos. Los productos conservados en autoclaves de gas generalmente mantienen su frescura durante un período de 12 meses o más.

Autoclave a Gas marca Kalstein

En esta categoría, nuestros usuarios encontrarán los accesorios apropiados para todo el equipo de laboratorio e industrial. Esto incluye una amplia selección de Autoclave a Gas, perteneciente a la serie YR, los cuales cuentan con: Temperatura de trabajo de 126°C-129°C. Energía de 110-220V, 50/60HZ, 2KW. Presión laboral de 0.145-0.165Mpa. Fácil de manipular, seguro y confiable. Para más información, nosotros en Kalstein le podemos ofrecer el equipo ideal, y para ello le invitamos a revisar nuestro catálogo AQUI