fbpx

Buscar artículos

Pasos Básicos para el Mantenimiento del Transiluminador de Geles

El transiluminador de geles es una herramienta fundamental para la visualización de fragmentos de ADN y ARN en gel después de la electroforesis. Este dispositivo, de gran importancia en las investigaciones de laboratorio, necesita un cuidado especial y metódico para asegurar su correcto funcionamiento y alargar su vida útil. En este artículo, se compartirán algunas pautas imprescindibles sobre cómo llevar a cabo un mantenimiento adecuado del transiluminador.

Antes de realizar cualquier mantenimiento, es crucial entender cómo funciona este dispositivo. El transiluminador de geles utiliza luz ultravioleta para hacer visibles los fragmentos de ADN o ARN en el gel. Dicha luz proviene de uniones de mercurio a alta presión que residen dentro del equipo. Las sustancias fluorescentes presentes en el gel absorben esta luz y la emiten a una longitud de onda diferente, permitiendo así la visualización de los fragmentos de ADN. El manejo inadecuado de esta maquinaria sensible puede causar daño irrevocable, por lo que es vital estar informado sobre su adecuada operación y mantenimiento.

Mantenimiento Preventivo del Aparato de Luz Ultravioleta

Realizar un mantenimiento preventivo del transiluminador puede prevenir daños inesperados y evitar costosos reemplazos. Aquí hay tres pasos básicos a seguir:

  • Limpieza regular: Debe asegurarse de que el transiluminador esté limpio antes y después de cada uso. Cualquier tipo de suciedad o residuos puede interferir con su funcionamiento. Se recomienda eliminar cualquier residuo con un limpiador de contacto eléctrico.
  • Revisión de la unidad de luz ultravioleta: Con el uso regular, las uniones de mercurio pueden deteriorarse, perdiendo su eficiencia. Inspeccione visualmente la unidad de luz ultravioleta con regularidad para detectar posibles fallos a tiempo.
  • Mantenimiento programado: Es una buena práctica programar chequeos de mantenimiento rutinarios. Esto permitirá un monitoreo constante de su rendimiento y detección temprana de problemas potenciales.

Acciones de Mantenimiento Correctivo para el Transiluminador 

Si a pesar de un mantenimiento regular, el transiluminador parece presentar problemas, algunos de estos pasos podrían servir para su corrección:

  • Reemplazo de las uniones de mercurio: Si se identifica algún fallo o daño en estas uniones, deben ser reemplazadas inmediatamente para evitar daños mayores.
  • Verificación del cableado: En ocasiones, problemas con el transiluminador pueden deberse a conexiones defectuosas. Revise el cableado y reemplace o repare según sea necesario.
  • Consultar al proveedor: Si los problemas persisten, póngase en contacto con el proveedor del equipo. Ellos pueden proporcionar asistencia experta y soluciones específicas para el modelo de su transiluminador.

Conclusión Kalstein 

El mantenimiento efectivo del transiluminador de geles requiere comprender el diseño y la tecnología detrás de su funcionamiento. Sólidos hábitos de mantenimiento preventivo, como mantenerlo limpio y realizar revisiones periódicas, además de acciones correctivas oportunas, serán cruciales para maximizar la vida útil y el rendimiento de esta herramienta indispensable de laboratorio.

Como empresa fabricante de equipos para laboratorios, nos complace en Kalstein ofrecerles productos de alta gama, con diseño actualizado y tecnología avanzada; conoce nuestros transiluminadores AQUÍ, encontraras los modelos YR que están disponibles para tu compra, además contamos con una nueva plataforma 3D que posee versatilidades sin límite, presente en más de treinta países a nivel mundial, publica con nosotros sin restricciones de idiomas, con planes de envió, se visto, eres más.